Tempo y Residente dejan el orgullo y se une por una causa